23/01/2012

Barras bravas: otra vez locura sin respuestas

Un joven de 25 años fue asesinado durante una pelea entre dos facciones de la barrabrava del Torito, que habían sido convocadas en el polideportivo del club por el presidente de la institución para "unirlas".

Noticia

Otra vez un crimen sacudió la escena futbolística nacional. De nuevo las preguntas sin respuestas y la caravana de argumentos huecos procurando encontrarle una definición a la sinrazón. Esta vez ocurrió en Nueva Chicago con la muerte de Agustín Rodríguez en medio de una descomunal trifulca entre barras que hasta incluyó el vandálico ataque a un hospital porteño.

De esa forma, en una época de fútbol light sin partidos oficiales, volvieron a sacudirse los cimientos del deporte más popular. Lo peor de todo es que, todo lleva a pensar que una vez más las repercusiones por los graves episodios de la semana pasada durarán un suspiro, lo mismo que las veces anteriores y nadie intentará para poner coto al accionar delictivo de estos personajes disfrazados de hinchas.

Ya hemos perdido la cuenta de todas las veces que al otro día de una muerte trágica en nuestro fútbol procuramos las mismas respuestas que procuramos ahora. Seguramente la misma cantidad de oportunidades en que se ha pretendiendo poner límites a una locura que ya lleva varios años instalada en los clubes argentinos.

FALTA DE ACCIONES

Lamentablemente el silencio y la falta de acciones concretas de los dirigentes de las instituciones y de los responsables del fútbol argentino han dominado el escenario ante cada episodio de esta naturaleza. Y en esta oportunidad seguramente el correr de los días irá sepultando el caso sin que nadie aporte una salida amplia y definitiva.

El mundo del fútbol había recibido con beneplácito la actitud asumida no hace mucho por el flamante titular de Independiente, Javier Cantero, quien le cerró de entrada las puertas del club a los violentos negando cualquier tipo de trato con ellos. Algo similar había ocurrido con Enrique Lombardi en Estudiantes. Dos actitudes que parecieron poner claridad y contundencia en torno a un tema que sacude las entrañas de la gran mayoría de las entidades asociadas a la AFA.

Pero la batalla de Mataderos y su secuela de muerte y horror, volvió a desnudar el escaso o nulo compromiso de los dirigentes por ponerle fin al accionar de la barra.

Se aguardaron infructuosamente pronunciamientos más decididos que no llegaron en la medida de la gravedad de la situación. Para colmo, y como para tornar mucho más preocupante el tema, un medio capitalino reprodujo las declaraciones de José Lemme, presidente de Defensa y Justicia y representante de la AFA ante el Comité de Seguridad, que justificó a la dirigencia de Nueva Chicago con afirmaciones como: "Si los barras te llaman a una reunión, ¿no los vas a atender?".

Casi al mismo tiempo se conocía un fragmento de los hablado en el transcurso de la reunión que mantuvo el presidente del club de Mataderos, Antonio Fusca, con el grupo "Los Perales" -una de las bandas que pretende el liderazgo en la tribuna verdinegra; la otra se denomina "Las Antenas"-. El dirigente les dijo a los pseudos hinchas: "Yo quiero salir campeón, la seguridad me chupa un huevo". Patético.

El hombre, que hacía sólo 36 días que había tomado las riendas del club, terminó pidiendo una licencia por tiempo indeterminado y elevando una denuncia por amenazas contra su vida.

SIN COHERENCIA

Así están las cosas en medio de un nuevo hecho generado en torno a los barras. La violencia y la muerte asociada a la ausencia absoluta de coherencia y compromiso de parte de quienes deben conducir.

El fútbol oficial todavía no empezó y ya estamos hablando de la locura y el descontrol que lo rodea. Un tema tan recurrente como insoportable.

Lamentablemente, todo indica que la historia puede volver a repetirse en cualquier momento. Seguiremos esperando respuestas que los "distraidos" de turno supuestamente seguirán sin dar.

 

fuente: http://www.eldia.com.ar

Descargar proupuesta de ley
Descarga del estatuto actual de la AFA
Últimas noticias
Una joda más grande que la Argentina misma Leer
El burlesco Torneo del Interior Leer
La lesión de Mauro Gil pone en evidencia el desmanejo... Leer
El muerto n° 159 de la Era Grondona: más violencia,... Leer
Barras bravas: otra vez locura sin respuestas Leer