21/08/2011

Con un clima festivo el folklore del fútbol se hizo presente

Noticia

Cerca de 33.000 personas de un lado y otro de la pasión. Cuentan que la última vez que un estadio en Mendoza se puso la ropa de gala en el ascenso fue un 20 de mayo de 2006. Ese día, Godoy Cruz consiguió el ascenso frente a Nueva Chicago ante una multitud dividida. Lo que al principio pareció un gesto desafiante del presidente de Independiente Rivadavia, Daniel Vila, impulsor de la democratización del fútbol, se volvió una prueba piloto que le levantó la barrera al público visitante en el ascenso. Es más, el mismo Don Julio les recomendará a los dirigentes un cambio gradual. 

Fueron cuatro años rogando que no se cortara la señal de cable. A lo sumo, con la radio en la almohada, en un ruego para que se acabaran de una vez por todas las tandas publicitarias: de helados o remises, igual daba. El globo de ensayo que despegó en la B Nacional con la majestuosa presencia de River "autorizó" la vuelta de los hinchas visitantes con el suspicaz rótulo de "neutrales". De pasión, gritos y aliento repartido, desde aquel lejano junio de 2007, supo la maravillosa noche mendocina en la que River saltó con holgura la vara de Independiente Rivadavia. Otro partido, el que muchos siguieron al detalle, tuvo a la gente como impostergable protagonista. 12.000 hinchas de River alentaron en el éxito ante Independiente Rivadavia por 3-1; con un clima en calma, el folclore volvió en una prueba piloto.  Y a pesar de que los fanáticos no desplegaron las banderas que se ven en el Monumental, hubo algún que otro trapo desparramado en medio de la muchedumbre, cotillón con globos blancos y rojos y camisetas con la banda mezcladas entre la multitud.

A la fiesta tampoco faltó la barra oficial: aunque llegó tarde (ocupó cuatro micros de los 22 que viajaron desde Buenos Aires) y se perdió los primeros dos goles del partido, igual se ocupó de anunciar su presencia con sus típicos cantos distintivos de tribuna. Los Borrachos del Tablón entraron (sin bombos) a la popular Norte a los 23 minutos del inicio. Hasta ese momento, el equipo había contado con un aliento tibio, casi familiar, de los primeros aficionados mendocinos que llegaron al Malvinas. Precisamente, la cabecera para los “neutrales” estuvo vacía en un 50% hasta pocos minutos antes del inicio del partido. ¿El motivo? La demora que generaron los cacheos minuciosos de la Policía, incluso por debajo de la ropa de abrigo de los espectadores. Al menos, semejante operativo de seguridad dio buenos resultados en los alrededores: no se registraron incidentes.

La victoria visitante tuvo su onda expansiva entre los hinchas, que vivieron a puro grito el segundo triunfo del equipo en su nueva travesía por el Ascenso. Incluso, fueron los “no seguidores de Independiente Rivadavia” los que aplaudieron a Maidana cuando se retiró, apoyaron a Cavenaghi ante su desilusión por no haber concretado el primer gol desde el regreso y saludaron al Chori cuando fue reemplazado. “No me importa en que cancha juguemos”, tronó la tribuna visitante-neutral.

Al final, miles de hinchas cantaron, saltaron, gozaron, se pellizcaron, se abrazaron y sentaron un precedente que puede forzar el mayor cambio en el torneo. Porque bien lejos de Núñez, en donde tiene el Monumental suspendido, River fue local otra B.

Ante estos antecendentes, la B Nacional tratará pasado mañana, en la AFA, el tema del público visitante. Según el consejo que trasladaría Julio Grondona, el primer paso sería autorizar el ingreso de 2500 o 3000 socios y, si funciona, las tribunas se abrirían más adelante para todos. Se cuenta que los clubes del interior son más flexibles por el impacto que se generaría en las economías regionales. Los organismos de seguridad en la CABA y la provincia de Buenos Aires son más reticentes por la cantidad de clubes que deberían controlar. 

 

 

 

Descargar proupuesta de ley
Descarga del estatuto actual de la AFA
Últimas noticias
Una joda más grande que la Argentina misma Leer
El burlesco Torneo del Interior Leer
La lesión de Mauro Gil pone en evidencia el desmanejo... Leer
El muerto n° 159 de la Era Grondona: más violencia,... Leer
Barras bravas: otra vez locura sin respuestas Leer